Buscar
  • Virtudes Torres Losa

LARGA ESPERA

Sirva este relato para que pequeños desaparecidos no queden en el olvido. Es un pequeño recuerdo que he querido dedicarles y para ello he escogido algunos de los nombres de estos niños y niñas que en su momento fueron noticia que abría los telediarios y después, como ocurre miles de veces, quedaron relegados al olvido y nadie más volvió a hablar de ellos.

Solo dos ancianos siguen viviendo en aquel pueblo abandonado; solo Yeremy y Madeleine se aferran a aquellas piedras bajo las que conviven en espera de que se cumpla su deseo, su sueño de encontrar a su pequeña niña desaparecida. Los años pasan, las casas abandonadas de aquel pueblo fantasma se desmoronan, pero Jeremy repella la suya y Madeleine encala la fachada y pinta las rejas con el ánimo de que cuando vuelva su pequeña nieta reconozca la casa.

Su habitación también está intacta, como el día en que desapareció. La muñeca, esa con la que tantas noches compartió sus sueños, a veces, deja escapar su melodía aunque no esté activada y es entonces cuando los ancianos sienten un vuelco en sus corazones.

Los padres de Carol han dejado de visitar a los abuelos, a los que culpan de la desaparición de su hija y ese sí que es un castigo difícil de superar.

El tiempo pasa, se agota para los ancianos, cada día exploran cada milímetro del bosque en busca de alguna pista que les lleve a su pequeña. Los años van haciendo mella en sus cuerpos, los van inclinando en un intento de besar la tierra o como si esta pugnara por abrazarlos. También influye el tiempo, el frío, el calor, las estaciones del año y como aderezo imprescindible los recuerdos, las lágrimas, los sentimientos de culpabilidad y los extraños acontecimientos de aquel aciago día cuando tembló la tierra y el fuego de aquel volcán asoló todo lo que encontró a su paso permitiendo al humo dar paso a las sombras.


Pero Carol no estaba allí, ella no fue tragada por la lava, ella está en algún lugar perdido del tiempo, del espacio. A Carol se la presiente, algo mayor que cuando desapareció, con más fuerza, con más poder, Carol es la cancerbera de un país donde están los niños desaparecidos y los protege, los cuida y busca una salida a ese mundo que conecte con el mundo conocido mientras insufla un poco de vida a los ancianos.



Junio 2019


14 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Espejismo